San Pedro Apóstol

de Argentina

«Destinada a que ninguna vocación se pierda...»

Obra destinada a que ninguna vocación se pierda por no contar con los medios necesarios para su discernimiento y formación.

La Obra San Pedro Apóstol, ¿Para qué?

Pbro. Dante De Sanzzi - Director Nacional de las OMP Argentina

San Pedro ApóstolEn este tiempo en que vivimos, escuchamos las quejas sobre la falta de vocaciones sacerdotales, religiosas y misioneras. Es una realidad que está golpeando a toda la Iglesia en general, no solamente en nuestra sociedad.

Precisamente esta sociedad de consumo, junto a los medios de comunicación, que en algunos casos malinforman, la falta de compromiso en no pocos jóvenes, de manera especial ante Dios y sus preceptos, toda la problemática social, sumada al «que dirán»; todas estas cuestiones hacen que haya una merma de consagrados para Dios.

«La mies es mucha y los obreros son pocos» manifestó Jesús; «rueguen al Dueño del campo que envíe más obreros para la cosecha». Dios siembra la Palabra y necesitamos los que levanten esa siembra y la hagan vivir en los demás.

La llamada Ospa (Obra de San Pedro Apóstol) es una de los cuatro servicios que configuran las Obras Misionales Pontificias. Nacida en Francia hacia 1889, dos mujeres, madre e hija, Juana y Estefanía Bigard, dieron forma a este servicio misionero. Estaba el convencimiento de incrementar y ayudar a las vocaciones misioneras en los seminarios autóctonos, es decir, alimentar y sostener las vocaciones de los jóvenes en su misma diócesis, en su mismo país, con un perfil preferentemente misionero, para su misma gente, para evangelizar en sus lugares.

Claro que para esto se necesita sostener la vocación, el llamado de Dios. Se debe informar y hacer tomar conciencia al Pueblo de Dios, que sin pastores es muy probable que se dispersen las ovejas. Hay que rezar por las vocaciones y ayudarlas en sus sostenimiento.

Se piensa que la Iglesia solo «pide dinero». En realidad esto es necesario, pero no para aumentar las propias arcas, sino para que la formación del futuro pastor sea consistente, seria, profunda y santa. Estas cualidades las requiere el mismo pueblo cristiano.

Vemos con dolor como se cierran los seminarios y las casas de formación religiosa. O por falta de esas vocaciones o por no tener medios suficientes para el sostenimiento de las mismas. Quedamos a la deriva. Pero el día de mañana, con seguridad, buscaremos un sacerdote para que nos bendiga ante un peligro, nos perdone en nombre de Dios nuestros pecados, alivie nuestras culpas, nos levante en las caídas, escuche nuestros problemas.

Hoy se puede hacer algo y hasta un poco más. Todo el Pueblo de Dios puede «asociarse» a esta obra con el financiamiento en la formación de algún joven que sienta el llamado de Jesús a seguir su obra.

Primero la oración, como arma fundamental para seguir adelante. Recemos, junto a la pastoral vocacional diocesana y a la Obra de las Vocaciones Sacerdotales, que trabajan en muchas diócesis. Y luego en lo económico.

Sabemos de la crisis que golpea nuestros bolsillos. Pero Dios no pide ni más ni menos. Pide ser generosos, con lo que podamos.

Tenemos que tomar conciencia, como bautizados, que la formación es responsabilidad de todos. La inversión económica es mucha mas grande que lo que podamos dar. Por eso la Ospa promueve la ayuda complementaria.

No dejemos pasar la oportunidad de rezar por las vocaciones en las mismas tierras de misión, para que el día de mañana tengan su clero propio. Que la Jornada Mundial por las vocaciones, que celebramos en la Fiesta de Jesús Buen Pastor el cuarto Domingo del Tiempo Pascual, la de San Francisco Javier, patrono de las misiones católicas el 3 de Diciembre unidas a la Fiesta de Santa Teresita del Niño Jesús (1º de Octubre) que rezó tanto por los misioneros, sean fechas arraigadas en la mente y corazón de cada cristiano, ofreciendo algo por las vocaciones.

Desde esta Sede Nacional de las Obras Misionales Pontificias en la Argentina, los invitamos a sumarse a esta campaña. Durante todo el año, podés hacer tu ofrenda, con la seguridad que llega a los seminarios más pobres del mundo, por intercesión de la Santa Sede en Roma. Comunicate por nosotros y hagamos algo para sostener la Obra. Y recordarte que principalmente el mes de mayo lo dedicamos a esta Obra de San Pedro Apóstol, que lo culminamos el último día con la celebración de María, Reina de las Misiones.

Que el apóstol Pedro, primera vocación sacerdotal y misionera del Señor, nos guíe a acompañar a los que sienten el llamado.

Colabora con la OSPA en las modalidades de ayuda espiritual y material al servicio de la Iglesia en zonas de misión. Escríbenos si deseas mayor información


Las Vocaciones Sacerdotales, Religiosas y de Vida Consagrada: una prioridad de la Iglesia en Argentina

San Pedro Apóstol

El próximo 7 de mayo, se celebra la Jornada Mundial de Oración por las Vocaciones Sacerdotales, Religiosas y de Vida Consagrada, para la cual el Santo Padre redactó el mensaje «Empujados por el Espíritu para la Misión».

«El reino de Dios se parece a un hombre que echa semilla en la tierra. Él duerme de noche y se levanta de mañana; la semilla germina y va creciendo, sin que él sepa cómo» (Mc 4,26-27).

Mensaje del Papa Francisco para la Jornada Mundial de Oración por las Vocaciones 2017>>


Para quienes deseen colaborar con la Obra

Depósito bancario en cualquier sucursal del Banco Santander Río: cuenta corriente en pesos 197/1716/3

CBU Nº 0720197020000000171636

Importante:

Enviar el comprobante de depósito vía fax (011) 4862 4136 ó vía mail con tus datos y aclarar que tu colaboración es para la OSPA.

Si deseas colaborar por una Beca para la formación comunicate a la Secretaría Nacional de la OSPA ó al 011 4863-1357 /48624136 de lunes a viernes en el horario de 8 30hs a 12 30hs. Muchas Gracias